lunes, 14 de enero de 2013

La niña de los espejos


A mi niña le gusta mirarse en los espejos...se ve tan guapa!! Porque es guapísima ( lo digo yo que soy totalmente imparcial)...Y se ríe a carcajadas...Se mira en los escaparates y te pide que la aúpes para mirarse en los espejos a los que no llega.

Ahora “canta” canciones de una forma totalmente indescriptible y sin ninguna entonación ni sentido pero canta...sabemos cuál es porque hace los gestos que la acompañan mirándose al espejo. Se pone a “bailar” moviendo los pies a toda velocidad. Creo que en la guarde también deben cantar canciones sobre las partes de la cara frente al espejo, porque ella tararea una canción mientras se va señalando ojos, boca, nariz y orejas...


Lo de los espejos, es algo que fascina y llama la atención a muchos niños, pero a Paula ,mucho más, no, que digo, muchísimo más...es casi obsesivo. Esto es parte de los síntomas del trastorno que tiene, como os comenté aqui, sus intereses son restringidos y se obsesiona un poco con ellos. Las sombras y los espejos son uno de estos intereses, diría que es de lo que más le llama la atención. Tanto es así, que cuando vamos por la calle ella ve los espejos del interior de las tiendas y comercios desde fuera y se empeña en entrar; Si entramos porque tenemos que comprar algo resulta difícil luego separarla del espejo...el Llaollao le tiene loca, porque aparte del espejo las paredes de color verde también reflejan, así que cuando estamos cerca -pero a unos 60 metros- ya pega botes de alegría porque quiere ir allí...es verdad que la niña cuando se ve allí no hace nada raro, sobre todo se parte de risa...pero hay que cortárselo porque las obsesiones no son buenas.   

Antes, si que hacía movimientos más raritos frente a los espejos, pero poco a poco hemos ido cambiando esta tendencia. Lo que hacemos nosotros es buscarle utilidad a estas cosas, cantar canciones moviendo las manos ( el popurrí de las manos del famoso cantajuegos), señalarnos las partes de la cara, saludar con la mano para decir hola y adiós o lanzar besitos...Esto último es de reciente adquisición suelta un beso con ruido y con la mano y luego dice ¡¡¡muaaaaaaaaaa!!!

Otras veces , lo que hace es correr de un sitio a otro sin parar sin objetivo ni sentido, habitualmente está persiguiendo su sombra o haciendo algún reflejo en una pared o viéndose en cualquier objeto reflectante que haya en ella, que puede ser desde un grifo hasta el pomo de una puerta . En estos casos o nos ponemos a jugar al ¡que te pillo! que le chifla o la detenemos y la ocupamos en algo y así deja de hacerlo...ya depende del espacio donde nos encontremos. 

A Paula hay que tenerla siempre ocupada, bueno ya sé que a todos los niños en general porque los tiempos de espera los niños los llevan mal, pero ella más si cabe porque no sabe qué hacer y entonces se auto estimula con este tipo de “juegos” o moviendo sus manos de manera un poco rarita...así que, con ella no hay descanso o parón que valga...jejeje.

Así es mi niña de los espejos, muy presumida, muy inquieta y observadora y nosotros intentamos moldearla poquito a poco. 
 

8 comentarios:

  1. Sin duda los mejores espejos que tiene Paula para mirarse son sus padres...

    ResponderEliminar
  2. Mluz Trigueros15/1/13 8:18

    "saco una manita la haga bailar, la abro, la cierro y la vuelvo a guardar"

    ResponderEliminar
  3. Bueno, Paula tiene muchos buenos modelos que imitar por suerte. Y como le encanta cantar y bailar pues nos divertimos mucho con ella...;)

    ResponderEliminar
  4. Ideal sacar la parte positiva. Vamos a aprender todos mucho gracias a este blog. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Espero aprender yo también mucho de mis lectores, siempre intentamos moldear estas cosas para sacar la parte positiva!!

      Eliminar
  5. Uno de mis juegos favoritos con mis sobrinos era el juego del espejo. Los cogía en brazos junto a un espejo, pero sin llegar a verse en él, y decía en voz alta: "¿Dónde está Guillermo?, ¿dónde está Jorge?" y ellos se inclinaban sobre mis brazos hasta conseguir verse reflejados. Entonces yo los apartaba de golpe y ellos, entre risas, volvían a inclinarse cada vez más hasta conseguir verse de nuevo. Les encantaba!

    ResponderEliminar
  6. La verdad que hay muchas cosas en las que veo reflejada a mi peque, lo de las sombras también le pasa a ella. Me alegro que sea tan risueña y divertida un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre intentamos utilizar estas "obsesiones" en su beneficio o cortarlas cuando no llevan a ningún sitio. La niña es muy alegre si!!

      Eliminar

Tu opinión es importante, cuéntanos que te ha parecido la entrada...