miércoles, 17 de enero de 2018

Qué vuelvan los cumpleaños de los 80

Eran las 5:30 y empezaba a sonar el timbre de casa, niños acompañados de su padre o madre llegaban a nuestra casa con pequeño regalo en mano para celebrar nuestro cumpleaños ¿Os acordáis?
Les enseñabamos nuestra habitación orgullosos, con nuestros juguetes, sacabamos trastos...Jugábamos, alguno se colaba en la habitación de otro hermano y cotilleaba, este se enfadaba, y bueno jugábamos sin necsidad de animador, saltábamos encima de las camas hasta que los padres del cumpleañero nos decían que nada de eso, no había parque de bolas y sin embargo acabamos reventados de la emoción...



Luego, la merienda: gusanitos mojados en coca-cola y lo ricos que estaban, patatas fritas, sandwiches de nocilla, bocatas de salchichón y jamón, vasos de fanta que se caian sobre la mesa...Y por último soplábamos una tarta casera y de verdad (nada de tarta de pega) que había hecho nuestra madre junto a nuestros amigos, hermanos y puede que algún primo o vecino , miestras todos coreaban el clásico "Cumpleaños féliz".

Pues os acabo de resumir,casi, el cumpleaños de mi hija mayor que cumpló 7 años la semana pasada.

Y se lo pasaron pipa...Los 6 también los celebró en casa.

Esta vez, hicieron una manualidad rápida para que tuvieran un recuerdo. Una tote bag decorada por ellas (sólo vinieron niñas). Se disfrazaron cada una de lo que quiso, pinté algunas uñas, algunos coloretes y algunos labios. Jugaron un rato en la habitación de mi hija, otro rato con el Sing Star (Karaoke) de Frozen y otro a las estátuas musicales (este era repe del año pasado...Les encanta). Yo hice de "maquilladora". El padre preparó los bocatas, que fueron la meriend-cena junto con los gusanitos, la coca-cola y la fanta. Cuando a una se le derramó el vaso de fanta sobre los gusanitos, todas encantadas rebañándolos antes de comerselos...
De postre, una tarta de chocolate y galletas sin más, casera: con fideos de chocolate de colores por encima...Como toda la vida, repitieron y mi hija(la cumpleañera), que casi nunca toma o se toma por compromiso un poco, se tomó un trozo entero: esto ya fue un exitazo para mi.

Si, ya se que no fue el cumpleaños más "healthy" del mundo, hubo chocolate, refrescos y gusanitos. Un día es un día. Y son niños.

Lo que sí se, es que lo disfrutaron: jugaron entre ellas y no perdidas en un parque de bolas, era un cumple a medida de sus gustos y no un cumple-clon más dónde es todo tan impersonal. Los regalos en su mayoría fueron cosas útiles o/y educativas: libros, calendario-planificador, cuadernos para dibujar, un pijama, un reloj infantil, una manta para el sofá...Cosa que es de agradecer a los padres, la verdad...
Pues eso: un cumpleaños como los de antaño. Que vuelvan los cumpleaños de los 80. Dónde los padres tenemos la oportunidad de conocer a los amigos de nuestros hijos, y además, los vemos disfrutar y sabemos como están a cada momento, dónde los niños se sienten más protagonistas y dónde comparten sus cosas con sus amigos (juguetes, disfraces, habitación). De esos que no hay dos iguales y de esos que a ellos no se les olvidan, y lo sé porque así eran los míos y aún los recuerdo. 


jueves, 23 de noviembre de 2017

Calendario de Adviento Solidario

¡¡23 de noviembre zum, zum, zum!! ¡Ay no! ¡Qué lio! ¡Qué aún falta un mes para Navidad! Aunque nuestros comercios y calles nos digan lo contrario...La verdad que a mi me encanta la Navidad y además, este año la peque está muy emocionada con todo lo que la rodea, con lo cual creo que la vamos a vivir de forma muy intensa...A estas alturas estamos todo el día cantando villancicos así que no respondo de mi el 7 de enero.

Bromas aparte, todos sabemos que primero viene el tiempo Adviento que es el tiempo anterior a la llegada de la Navidad y por tanto al Nacimiento de Jesús, e independientemente de como vivamos estos días cada uno, lo que si toca es preparar el calendario de Adviento. Las redes se llenan estos días de calendarios de adviento: de los de chocolatinas, de los diy, de los “termino medio” y, si, en esta casa también hay calendario de adviento, pero eso os lo contaré otro día... Hoy os voy a proponer un calendario de adviento diferente y es el calendario de adviento solidario: en estos días en los que parece que reina el consumismo y el “yo quiero” creo que es responsabilidad de todos el ser un poquito más solidarios y educar a nuestros hijos en estos valores y ¿cual es la mejor forma de educarles en esto? - diréis - ¡Pues con el ejemplo! Así que hoy os traigo un calendario de adviento solidario para toda la familia. Ya sé, me diréis que no tenéis dinero para gastar pero os aseguro que aquí no hay, apenas, gasto extra, como mucho unos 5 o 6 eurillos, porque se trata, básicamente, de aprovechar lo que ya tenemos o lo que ya hemos decidido comprar cara a la Navidad para ser solidarios. ¿Qué 24 actos de solidaridad en 24 días son muchos? Pues podéis guardar este calendario y algunas cosas realizarlas en otros meses de año y así repartís vuestra solidaridad anualmente. Os aseguro que hay muchas más cosas de las que os propongo aquí, pero estas son las que he pensado que podrían cuadrar en nuestro Calendario de Adviento solidario:



jueves, 21 de septiembre de 2017

Las extraescolares ¿Quién? ¿Cuando? ¿Dónde? Y ¿Qué?


¿Quién?

Hablo de las extraescolares para niños de 4 a 8 años, aproximadamente. En las que creo que viene bien hacer algo diferente a lo que se hace en el cole en el horario lectivo, como complemento a su educación. No cuenta como extraescolar apuntar al niño a clases particulares de lengua o mates, eso no sería una extraescolar, sino refuerzo.

Digo desde los 4 años, porque en principio no contemplo antes las extraescolares, yo creo que un niño de 3 años no necesita extraescolares ( y quizás tampoco uno de 4), ya que salen del cole derrotados y ponerles encima extraescolares me parece brutal para ellos. En el caso de que se queden a comer en el cole lo ideal es que hagan un poco de siesta o al menos lo intenten. Y hablo con conocimiento de causa, porque mi hija no ha ido a extraescolares pero si a terapias desde las 4:30 de la tarde con 2, 3, 4 y 5 años y creedme que en más de una ocasión tuve que retirar terapias y la niña iba agotada, pero en este caso era algo necesario y no podía meterse en otro horario. Y eso que era todo muy lúdico.


miércoles, 20 de septiembre de 2017

¿Qué pasará con mi blog el día de mañana?


¿Qué pasará con mi blog el día de mañana? No sé si alguien se habrá planteado esto alguna vez, pero a mi la duda me invade y me corroe. No sé si este post lo leerá alguien, porque tengo este espacio muy abandonado y aunque siempre he procurado trabajarme los posts, cada vez me cuesta más escribir porque no sé dónde va acabar esto, no por si alguien lo lee, si no por cuál va a ser el futuro de este blog que es de lo que vengo a hablar hoy.


Este blog comenzó por tres motivos:

  1. Concienciación. Dar a conocer un tipo de maternidad diferente al que se suele ver en redes sociales y medios de comunicación,  que es la que se vive cuando se tiene un niño neurotípico, pero siempre desde un punto de vista optimista, aunque tengo que reconocer que cada vez es más visible.   
  2. Información/apoyo. Cuando descubrimos que algo no iba según lo esperado con nuestra hija mayor nos vimos súper perdidos y me pareció que contar nuestra experiencia podría ayudar a mucha gente. De hecho el post más leído es precisamente Mi hijo no habla, ¿debería preocuparme?
  3. Desahogo. Contar lo que estábamos viviendo me hacía ver las cosas con otra perspectiva mucho más positiva

martes, 18 de julio de 2017

¿Cómo ayudar a los niños a tolerar la frustación?



Cuando escribí el post de por qué ser madre merecía la pena, os dije que tenía pendiente escribir sobre el tema de la frustración y los niños, así que hoy vamos a ello.

Y es que existe una tendencia en la sociedad actual, equivocada según mi punto de vista, a evitar todo tipo de sufrimiento en los niños. Claro, que a nadie le gusta ver sufrir a sus hijos, pero esto es parte de su crecimiento como persona, ya que si les damos todo lo que quieren, aunque a corto plazo parezcan felices, a largo plazo no van saber tolerar la frustración ¿Qué quiere decir eso de enseñar a nuestros hijos a tolerar la frustración?

Pues debemos enseñarles que no todo en la vida sale como nosotros queremos, no podemos controlarlo ni tenerlo todo y tampoco de forma inmediata y que de toda situación negativa se puede sacar algo en positivo, aunque sea simple experiencia para la próxima vez.

En la vida van a tener que enfrentarse a muchas situaciones en las que estarán rodeados de personas que no serán sus seres queridos y ahí es donde tendrán que sacar a relucir sus recursos, así que es un buen momento para “entrenarles” ahora que sus padres (nadie les va a querer más que nosotros) estamos a su lado.

Imagen


miércoles, 21 de junio de 2017

Hoy somos Familia Diversa en ¿Y de verdad tienes tres?



Cuando empecé a escribir el blog esto era en parte un desahogo y en parte por si podía ayudar a alguien que estuviese como nosotros. A día de hoy, mi vida ha cambiado bastante, ahora tengo dos niñas, y la mayor ha evolucionado muy bien. El día a día me come y aunque sigo escribiendo tengo muchos post en el tintero, a medias o pensados que espero algún día vean la luz. Aún así, veo que los post referentes a TGD, retraso o autismo siguen siendo los más leídos y esta es una de las razones por las que también sigo por aquí.


martes, 9 de mayo de 2017

¿Cómo gestionar el uso de pantallas en familia?



¿En familia? Pues sí, es inevitable, estamos en la era digital y nuestros hijos son nativos digitales (y casi que nosotros también) y por ello debemos aceptar este hecho y  ponernos manos a la obra desde que son bien pequeños para que ellos aprendan a hacer un uso adecuado de estos dispositivos desde el principio. 

¿Y cómo? Pues principalmente actuando de dos formas:
  • Activamente, poniendo filtros a los dispositivos y estableciendo normas de uso, y
  • Pasivamente, desde el ejemplo
¿Filtros? Sí. ¿Pero si siempre lo estoy vigilando, también? Si, y aquí te cuento las razones por las que poner un filtro y acotar el uso de  las pantallas de nuestra casa: