miércoles, 20 de septiembre de 2017

¿Qué pasará con mi blog el día de mañana?


¿Qué pasará con mi blog el día de mañana? No sé si alguien se habrá planteado esto alguna vez, pero a mi la duda me invade y me corroe. No sé si este post lo leerá alguien, porque tengo este espacio muy abandonado y aunque siempre he procurado trabajarme los posts, cada vez me cuesta más escribir porque no sé dónde va acabar esto, no por si alguien lo lee, si no por cuál va a ser el futuro de este blog que es de lo que vengo a hablar hoy.


Este blog comenzó por tres motivos:

  1. Concienciación. Dar a conocer un tipo de maternidad diferente al que se suele ver en redes sociales y medios de comunicación,  que es la que se vive cuando se tiene un niño neurotípico, pero siempre desde un punto de vista optimista, aunque tengo que reconocer que cada vez es más visible.   
  2. Información/apoyo. Cuando descubrimos que algo no iba según lo esperado con nuestra hija mayor nos vimos súper perdidos y me pareció que contar nuestra experiencia podría ayudar a mucha gente. De hecho el post más leído es precisamente Mi hijo no habla, ¿debería preocuparme?
  3. Desahogo. Contar lo que estábamos viviendo me hacía ver las cosas con otra perspectiva mucho más positiva




Como todos sabéis el diagnostico de mi hija ha cambiado y no, ella no está curada ni su autismo ha desaparecido como mucha gente me dice. Ella está mucho más cerca de un niño neurotípico de lo que lo estaba hace 4 años, ha perdido muchos rasgos pero a día de hoy aún le queda un algo y sigue teniendo un diagnostico dentro del espectro aunque sea de una forma muy leve. Por eso los motivos por los que se inició este blog, a día de hoy, siguen vigentes porque ahora nos enfrentamos a otros problemas, miedos, situaciones…


¿Cuál es la duda entonces?


Pues pienso que puede llegar un día en el que mi hija pueda encontrase con este blog (aunque yo no hable de ella con nombres y apellidos podría llegar fácilmente a él), tanto ella como sus amigos y saber lo que tiene o tenía. De hecho ya hay mucha gente (adultos) que nos conocen físicamente y saben la existencia de este blog y así es como se han enterado de que la niña tiene unas necesidades especiales.


Vamos, que mi hija ya tiene cierta identidad digital y la identidad digital deja rastro. Cada vez está más cerca el día en que algún compañero suyo, por ejemplo, pueda enterarse de esto o incluso ella y a día de hoy tampoco sé cómo le vamos a contar esto en el futuro, no que yo tenía un blog, sino todo lo de su diagnóstico, evolución, estimulación, etc. Y aquí es dónde muchas veces se me pasa por la cabeza hacer desaparecer este blog o continuar con él pero cerrarlo cuando pasen unos pocos años más. O abrir uno paralelo para temas más generales que no tengan que ver con TEA o TGD, y así poder cerrar el original en un momento dado…En fin, que a veces me cuesta escribir porque tengo muchas dudas sobre en qué puede acabar todo esto.


¿Qué haríais vosotros? ¿Alguna idea o sugerencia? ¿Hago un nuevo blog y dejo esté aparcado para que la gente pueda seguir consultando esos post interesantes o que les sirven de ayuda/apoyo?

Yo, de momento, sigo aquí pensando en qué pasará con mi blog el día de mañana.



8 comentarios:

  1. Creo que si esto alguna vez llega a tu hija va a sentirse muy orgullosa de todo lo que has luchado por ella y seguramente entenderá que tú necesitabas una vía de escape. Además, el poder ayudar a otras personas con tu caso es lo que te hace aún más grande como persona. No tengas miedo, cuando te veas preparada a tí y a ella cuéntale la existencia del blog y cuéntale porqué lo hiciste seguro que tu hija también te dará las gracias.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Lidita.
    Creo que en este blog en el futuro tu hija podrá toda el cariño y tiempo que le dedicaste y a madres como yo, cuyo hijo entra en el cajón desastre de "retraso madurativo" leer los avances de tu hija nos llena de esperanza y de fuerza para seguir adelante.
    Un abrazo y muucha paciencia para afrontar el día a día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchhas gracias! Me alegro de verdad que os ayude, esa era la idea original
      Un abrazo y animo a ti también

      Eliminar
  3. Pienso que los que has escrito aquí ha de quedar permanentemente ya que además de contarnos tu experiéncia estás ayudando a familias y eso no tiene precio. Párate a pensar en el tiempo que le has dedicado, más de 4 años, sería una pena eliminarlo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Esa misma duda la tuve yo con mi blog original y lo cerré. Es más, hoy día tengo un blog personal (abandonado) en el que quiero escribir sobre mis paranoias, no sobre mis hijas. Mi hija mayor sabe que tengo blog, sabe que tengo también el del BAF y que cuando escribo sobre preadolescentes es sobre ella, por eso lo intento hacer de la forma más neutra posible.

    Sé que es un grandísimo trabajo todo lo que lleva detrás un blog y más cuando puedes ayudar a tanta gente que pasa por lo mismo que tú. Pero para mí llegó el día en que me senté con ella e hice limpieza de fotos suyas en todas mis redes sociales. Ya había cerrado el blog anterior porque llegó el punto que no me consideraba apta para hablar de sus experiencias a nivel tan personal.

    Lo mejor que puedes hacer, opinión meramente personal, es que el día que en cuanto pueda entenderlo se lo enseñes y, finalmente, sea ella la que decida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu opinión, me ayuda mucho a reflexionar sobre el tema. Un abrazo

      Eliminar

Tu opinión es importante, cuéntanos que te ha parecido la entrada...