lunes, 9 de febrero de 2015

Historia social: La siesta

Las siestas a los 3 años ya empezaron a darnos grandes quebraderos de cabeza. Mi hija tiene un aguante increible y es capaz de estar muchísimas horas despierta desde bien pequeñita. De hecho en sus primeros años nos regaló numerosas noches "toledanas". Ahora, es más dócil pero a su vez tiene muy claro lo que quiere y oye, lo de domir la siesta no va con ella.

He de decir, a su favor (en esto de no querer dormir siesta) que no es una niña madrugadora por norma: Por ejemplo, este verano amanecía entre las 9:30 y las 10:30, ahora a las 10:30 ya estaba frita.Y actualmente, los fines de semana se levanta ente las 8:45 y las 10, vamos que mejor que no la duerma porque si no después nos puede dar la 1 de la madrugada. Pero entre semana, es otro cantar, el cole les cansa y mucho, ahi he notado bastante diferencia con la guardería, aqui salen derrotados. En el colegio de mi hija, tienen lo que yo llamo "horario guardería": comen a las 12:30 y duermen mínimo una hora de siesta, cosa que se nota porque si no por las tardes no hay quién pueda con ella.

De hecho tuvo una época absolutamente relbelde de no querer dormir siestas y por las tardes la duchaba llorando, cenaba llorando y estaba la pobre que no se entendía ni ella. Por suerte, esta situación se arregló gracias al buen hacer del cole y su tutora y a las pautas y consejos de su terapeuta, con la que estamos encantados.





¿Qué hicimos? (bueno, más bien que hicieron) Utilizar imágenes. Aunque mi hija tiene lenguaje y comprensión practicamente asimilada a su edad, tener un recordatorio de imágenes le ayuda a centrar su atención (cosa que le cuesta) y a interiorizar mejor cual debe ser su comportamiento en determinadas situaciones. Su terapeuta preparó lo que llamamos una historia social, que no es más que un conjunto de situaciones que se deben dar en un contexto concreto. En este caso la hora de la siesta. Generalmente, constan de dos filas: en una se pone lo que no se debe hacer acompañada de una "carita triste" y en otra lo que si se debe hacer acompañada de una "carita contenta". Este que véis es nuestro ejemplo para la siesta:

Normas de la siesta


En nuestro caso, ella se dedicaba a cantar y levantarse, por eso son las dos conductas que aparecen tachadas, esto se debe adaptar según el niño. En la página de ARASAAC encontraréis muchísimos pictogramas, además de otros materiales. Decir que en casa también le estuvimos explicando esta historia social para ayudarle. Al final, aparte de esto funcionó, como siempre, el sistema de recompensas. En el cole ponen medallas (de cartulina) a los niños que cumplen hitos para ganar en independencia y ella siempre reclamaba una; su seño le dijo que si dormía la siesta le haría una y esto fué lo que más le motivó.

Estas historias sociales se pueden hacer para todo tipo de situaciones dónde nuestro peque no tenga un comportamiento adecuado, o no sepa como actúat para ayudarle y recordarle como debe hacerlo y también, porque a ellos les da seguridad tener un orden y unas normas preestablecidas. Sé que en clase también tienen unas normas de comportamiento que se deben cumplir durante la asamblea y están escritas con pictogramas. Todo esto, además de facilitar la adaptación e integración al aula de niños con problemas de atención o con TGD, ayuda también a cualquier niño.

Espero que os sea útil está información. Podéis descargaros la imágen sin problemas.


7 comentarios:

  1. Me gusta tu entrada, yo en mi trabajo las empleo bastante para anticipar cualquier acción, va muy bien, lo has explicado genial. un besote ^^

    ResponderEliminar
  2. Me parece muy interesante y muy útil. Lo voy a intentar con Peque, a ver si funciona. El mes que viene cumple 3 años y hace ya varios meses que no duerme siesta. Si lo hacía nos daban más de las12:00 de la noche para que se durmiese. Por lo que veo tiene un sueño bastante parecido al de tu pequeña, no es de mucho madrugar, pero no duerme más de doce horas al día, y si duerme siesta le cuesta un montón dormirse por las noches.
    Además, suele despertarse varias veces. La noche que duerme del tirón le pintamos una carita feliz en la mano, y tengo preparada una medalla para cuando consiga dormir del tirón una semana entera, pero todavía no la hemos estrenado.
    Sin duda, es lo que peor llevo, lo de no descansar por las noches, a ver si hay suerte y esta técnica funciona.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que cada niño tiene un ritmo y unas necesidades. Lo de los refuerzos positivos funciona bastante, De todas formas tu peque acaba de tener un cambio importante y es normal que le cuesten algunas cosas. Un beso

      Eliminar
  3. Investigaré, porque tenemos muchísimos problemas para dormir con dos años, tal vez sea un buen momento de probar :)

    ResponderEliminar
  4. Pues igual que mi niño, ya tiene más de dos años y se resiste a dormir la siesta por más que una lo vea que se cae de sueño, cuando se da cuenta de que lo estoy durmiendo se sienta inmediatamente y se quiere bajar de la cama. Hasta que fue un bebe 4 meses creo que fue la mejor época en que durmió, después cada vez menos y aún hoy en día se despierta varias veces por la noche y no duerme del tirón :(

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante, cuéntanos que te ha parecido la entrada...