lunes, 23 de febrero de 2015

El mejor regalo



Ya os dije el viernes que hoy el post venía con sorpresa, pues esa sorpresa podéis descubrirla en el dibujo que veis más adelante. La semana pasada, en una de esas tardes de lluvia, puse a mi peque a dibujar y decidimos pintar a nuestra familia, tal y como estamos en este momento, y así nos retrató ella:


Estaréis pensando que qué tiene que ver todo esto con el título del post: “El mejor regalo”: pues si todavía no os habéis dado cuenta y no habéis descifrado el dibujo (totalmente entendible) este año vamos a aumentar la familia y ese, pienso yo, es el mejor regalo que se le puede hacer a un hijo: un hermano. Y es que, después de pasar todas estas fechas de recibir regalos como las Navidades, los reyes Magos y su cumpleaños, lo que más ilusión le ha hecho a la ya hermana mayor ha sido eso, saber que va a tener un hermanito. Y es que está feliz, le habla y se emociona de sólo pensarlo

De hecho íbamos a esperar a saber que sería (niño o niña) o a que mi tripa fuera más evidente para contárselo pero la niña llevaba tiempo pidiendo un hermanito (estando yo ya embarazada). Además, teníamos varias embarazadas a nuestro alrededor y ella estaba encantada con sus barrigas y a todo aquel que le veía una barriga prominente (hombre o mujer) le preguntaba si iba a tener un bebé.  Incluso me lo preguntaba a mí continuamente, y eso que no se me notaba nada, vamos que estaba deseando. Pero lo que nos decidió a contárselo fue una de sus reflexiones: “Mamá, yo no tengo hermanitos” y yo “No hija, no tienes” Al rato: “Mamá, quiero un hermanito” y yo: “Bueno, ya veremos” y tras un silencio va y me suelta “¡Mamá! ¿Nos vamos a comprar un hermanito?” Imaginaros mi cara y lo que me pude reír…intenté explicarle como pude que los bebés no se compran que crecen en las barrigas de las mamás y que luego cuando se hacen grandes nacen. 

Así que, después de estas declaraciones, con ecografía en mano le explicamos que mamá tenía un bebé en la barriga y la verdad que fue muy bonito porque le dio una alegría tremenda y se pasó varios días contándoselo a todo el mundo, y cuando digo a todo el mundo es a todo el mundo.

Pues eso, que en verano seremos 4, que estamos muy contentos y muy divertidos con todas las ocurrencias de la peque que un día quiere niño y otro niña. Incluso a veces me dice que llevo dos, pero va a ser que no.


Os dejo también el dibujo sin colorear en el que se ve más claro todo. ¿Os he sorprendido?

9 comentarios:

  1. lere lere lereeee oleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡Enhorabuena!!!! Me alegro mucho. Sin duda, un hermano es el mejor regalo, además, me parece que el problema de los celos vosotros no lo vais a tener.
    Y va a nacer en una época estupenda.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Guauu!! que entrada tan tierna. Me encantan. Y si los enmarcas o pones en la nevera ¡¡tambien quedan genial!!
    Besazos y ¡¡a darlo todo!! que es lunes ;D
    ♥♥♥♥Muas♥♥♥♥

    ResponderEliminar
  5. ¡Enhorabuena! un besazo

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena guapa! Esa siempre es la mejor noticia del mundo :)

    ResponderEliminar
  7. Si que es un regalazo. Yo soy hija única y siempre eché de menos un regalo así.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante, cuéntanos que te ha parecido la entrada...