martes, 30 de abril de 2013

Disfunción de Integración Sensorial y Cajas Sensoriales


Esta semana he perdido un poco el ritmo de publicaciones que me gustaría mantener en el blog que es cómo mínimo domingo, lunes , miércoles y viernes. Ya os dije que los domingos dedicaría el post a actividades para jugar o estimular a los peques, pero como no me dio la vida para preparar nada, la entrada de hoy va a tener un poco de todo.

Os quiero hablar de la Disfunción de Integración Sensorial (SID). La padecen muchos niños con autismo y hace que reaccionen inusualmente a los estímulos sensoriales, debido a la dificultad que tienen para procesar e integrar dichos estímulos. Pueden verse afectados la visión, el oído, el olfato, el gusto, el sentido de movimiento y el del posicionamiento del cuerpo. A veces, los estímulos que parecen “normales” para otros niños, son experimentados como dolorosos, desagradables o confusos por el niño que tiene esta disfunción. Pueden tener hipersensibilidad, por ejemplo un niño que no le gusta que le toquen o no soporta ciertos ruidos, o hiposensibilidad que puede manifestarse como una mayor tolerancia al dolor o como una constante necesidad de estimulación sensorial: estímulos visuales (mirarse a un espejo) o motores (no parar de moverse). La disfunción de integración sensorial se trata generalmente con terapia ocupacional y/o con terapia de integración sensorial.




Algunos de los signos que puede aparecer cuando existe está disfunción son:

- De bebés: Irritabilidad y llanto sin motivo. Problemas con la alimentación y regulación del sueño.
- Rechazo a ciertos alimentos por sus texturas, sabores u olores
- Rechazo a lavarse la cabeza, cortarse el pelo, cepillarse los dientes, cortarse las uñas, etc.
- Mostrar fuertes preferencias o antipatías por ciertas prendas de vestir, ponerse calcetines, ponerse el abrigo, etc.
- Rechazo a tocar ciertos materiales como la arena, pintura de dedos o plastilina
-Excesiva preferencia por los juegos de dar vueltas, los columpios y los parques de atracciones. El niño no parece marearse nunca
- O al contrario, el evitar todo tipo de movimiento brusco
- Rápido cansancio en las actividades físicas
- Torpeza que sobresale ante otros niños de su edad

Si observamos 2 ó 3 de estos signos y además el niño tiene dificultades de conducta, atención, aprendizaje o coordinación motora, deberíamos consultar con un especialista.

Para que entendáis un poco más de que se trata voy a exponerlo a nuestro caso.Seguramente estaréis pensando que porque os cuento este rollo: Muy sencillo, porque, después de leer esto, la proxima vez que os cruceís con un niño que tenga SID sabréis porque actúa así.



El miércoles pasado publiqué en el blog una foto dónde salía mi hija caminando por la playa, muchos de los comentarios iban sobre lo bien que se lo pasan los niños jugando con la arena, pues bien, ese no es el caso de la mía..A ella la arena le da mucha tirria, esto sería un ejemplo de SID táctil de tipo hipersensible

Hace poco comentaba por aquí, de pasada, que la niña rechazaba los alimentos sólidos, en este caso estamos hablando de un SID que afecta al sentido del gusto de tipo hipersensible

También os he contado que a mi hija le obsesionan un poco los espejos, pues esto sería un SID que afecta al sentido de la vista  tipo hiposensible.

Pero hay una buena noticia, y es que esto se supera o se puede al menos intentar, ya que el verano pasado, al principio no podía tocar la arena ni con los pies y al final, a base de ir todos los días, no le importaba sentarse en la arena y caminar descalza sobre ella. Eso si, la arena con las manos...Ni tocarla. Hace unos meses la pintura de dedos le daba mucho asco y ahora le encanta, aunque se nota que le sigue dando cosa...Le gusta tanto que es capaz de soportarlo.  Incluso en el tema de la comida, esta semana ha vuelto a chupar pan y galletas...Y ha sido capaz de comer pescado desmenuzado en un puré y patatas y legumbres chafadas dentro de la sopa.

Ya os contaré como hemos ido consiguiendo estos avances. De momento os comento lo que estamos haciendo en casa, mientras encontramos una terapia sensorial adecuada para la peque, que es trabajar con cajas sensoriales

¿Esto qué es? Pues como si nombre indica son cajas dónde iremos metiendo objetos llamativos para el niño junto con objetos de texturas más “difíciles” o que sabemos que les cuestan para que se vayan haciendo a ellas. Por ejemplo, la semana pasada, en una de esas tardes de lluvia se me ocurrió hacer una con diversos objetos: cepillo del pelo, pincel, algodón, un pañuelo, y luego metí cosas que sabía que le llamarían la atención: una cuchara de silicona, un cubo de madera, un collar de monedas, una cajita amarilla, un joyero con forma de pollito...Y después le puse lentejas y arroz que es lo que a ella le da asco tocar...Pues estuvo muchísimo tiempo explorando la caja...Evitando tocar las lentejas y el arroz, por supuesto, aunque alguna vez las tocaba casi sin darse cuenta, y  la segunda vez que le saque la caja llegó a tocarlas intencionadamente. 

Esta actividad de estimulación se puede hacer con cualquier niño, eso si poniendo objetos que no sean peligrosos ni puedan tragarse y siempre bajo vigilancia.

Si queréis ideas sobre cómo hacer una caja sensorial, os aconsejo que visitéis el blog de Una Princesa Guisante que tiene muchísimas ideas para hacer este tipo de cajas.

Espero que os haya resultado interesante. Nos vemos el miércoles. Más novedades en facebook y twitter.
 

16 comentarios:

  1. Aprendo muchísimo con tus post, siempre son muy interesantes.
    Lo de la arena con los niños es bastante común, no?? Conozco varios a lo que no les gusta, yo misma, de pequeña, odiaba ir a la playa por culpa de la arena...
    Las cajas sensoriales me encantan, creo que son un instrumento muy útil.
    Besos,
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Intento explicarme lo mejor que puedo..Jejeje. Si es común pero en su caso creemos que es por esto..Pero bueno, la niña ayer tocó la plastilina que antes no podía con ella...Poco a poco. Besos.

      Eliminar
  2. Que post tan instructivo, me ha encantado leerlo. Este tipo de información me parece fundamental conocer para poder intervenir de forma temprana si fuera necesario, como tu señalabas en otro post anterior. Lo de la arena, como dice Marialu, creo que es algo bastante generalizado y les pasa a muchos peques. Pero desconocía esa clasificación y los indicadores que señalas. Me alegra que tu peque vaya mejorando, eso es señal de que estáis haciendo un estupendo trabajo y seguro que sigue dando pasitos y mejorando continuamente. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro!! Yo la verdad que antes desconocia todo esto, pero claro ahora intento informarme todo lo que puedo y de paso lo transmito por si puede ayudara alguién. Gracias por tus animos y apoyo!! Besos.

      Eliminar
  3. Muy interesante el post, como siempre, nos enseñas un montón. La idea de la caja sensorial me parece buenísima. A ver si encuentro un ratito y preparo una para Peque, le echaré un vistazo al blog que aconsejas.
    Un besazo y otro para tu princesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Me alegro que os llegue la información!! Si lo de las cajas además los entretiene muchísimo. Un beso.

      Eliminar
  4. La verdad, no lo conocía todo esto, y me parece que lo has explicado estupendamente bien para que sea fácilmente entendible.

    Gracias y salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Esa es la idea. Y gracias a ti por pasar y comentar!!

      Eliminar
  5. Ooohhhh! Me ha encantado este post! Voy a hacerle una caja sensorial a mi hija!
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Verás como disfruta!!

      Eliminar
  6. Una terapeuta temprana también ha hablado varias veces de estas cajas en su blog. Yo no las conocía hasta que empecé a leer sobre ellas en la blogosfera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si!! Un blog también muy interesante. He estado cotilleando y he encontrado ideas estupendas. Gracias!!

      Eliminar
  7. Que interesante me ha parecido el post, la verdad es que viene genial saber estas cosas. Me alegro mucho de que la peque vaya mejorando, sobre todo con el tema de la comida... y lo de las cajas sensoriales me parece una gran idea, no había leído nada sobre ellas. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si!! Ya chupa galletas y patatas!! jajajaja

      Eliminar
  8. Ay Maria leyendote me parece que A. tiene de todo... la arena la odiaba, ahora ya le gusta más. El cesped... tampoco podía tocarlo, ahora se sienta... bueno ya te ire contando cosillas e investigando un poco sobre el tema.
    Muy muy interesante :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nena no seas....Que tu hija no tiene nada...Lo de la arena y el césped es muy común...Hay muchos más sintomas que pongo (se deben dar varios) y tu hija no tiene ni uno...Tranquilidad!!!

      Eliminar

Tu opinión es importante, cuéntanos que te ha parecido la entrada...