lunes, 18 de enero de 2016

Nuevos aires

Hace poco se cumplieron tres años desde que tengo un blog. La idea inicial fue una mezcla de desahogo de todo lo que me había supuesto la maternidad de una niña con problemas y un posible TGD y ser una referencia y apoyo de otros padres que pudieran estar en una situación parecida a la nuestra. Con el paso del tiempo, nuestra hija mayor ha evolucionado espectacularmente, nuestro día a día ha mejorado y, además, hemos aumentado la familia. Tanto ha cambiado chiquitica que su trastorno es imperceptible a ojos de "padres típicos" (los que tienen hijos neurotipicos).


Así que como el blog debe evolucionar conmigo, toca darle otro aire, no es que vaya a olvidarme del Tea, Asperger o Autismo, eso sigue pero si quiero meter contenido más estructurado.
Hablaré de planes con niños, incluso recetas para ellos o para hacer con ellos, sigo hablando de embarazo, de maternidad y de crianza-estimulación. Sigo hablando de libros pero concretaré algo más, haciendo reseñas y recomendaciones, los diy de los peques y para los peques seguirán por aquí, y también los post personales sobre nuestro día a día y de actualidad; y mes a mes, os mostraré mis descubrimientos. Queda pendiente si incluir o no temas de moda o decoración.

Qué opináis? Me encantaría si me decís de que os gustaría que hablase o de que no.

Pues espero que sigáis al otro lado y que me deis vuestra opinión. Hasta pronto!

viernes, 15 de enero de 2016

No al postureo y si a la conciliación

Empiezo el año con un post que sé que va a levantar ampollas, pero este tema me toca muy de cerca, ahora que debo incorporarme al trabajo tras disfrutar del permiso de maternidad, más la lactancia y vacaciones (ya no sé que más acumular) con mi segunda hija.

Sra. Bescansa, tiene usted una suerte increíble de poder llevar a su bebé al trabajo, dónde además hay una guardería que podrá empezar a usar en unos meses, algunos mataríamos por eso...


La conciliación: eso tan bonito como irreal que nadie a ciencia cierta sabe que es y que los españoles conseguimos a golpe de talonario o con ayuda de los abuelos.

No creo que la solución sea llevárselos al trabajo. Estoy de acuerdo que te puede surgir un imprevisto pero, entonces, te coges un día de tus vacaciones para atender a tu niño. No me pareció justa la imagen del otro día en el Congreso, a mi me ha dolido.
No se muy bien que pretendia Bescansa, pero yo me he quedado con cara de tonta, me ha sonado a recochineo (con perdón) Por qué los políticos pueden hacerlo y el resto no? Ha quedado claro que sus privilegios no son los de los ciudadanos de a pie. Aquí si que hay clases...

Me quedan 14 días para empezar a trabajar y lo llevo muy mal. Me siento fatal, voy a pagar a alguien para que disfrute de mi hija, que con lo pequeña que es se pone loquita cuando ve aparecer a su papi o su mami, y por lo tanto es consciente de la separación. Y si no vuelvo al curro, peligrará mi puesto ( por problemas en el embarazo llevo fuera desde mayo) y lo peor de todo es que, además, la gente pensará que soy una privilegiada o que vivo muy bien si llego a pedirme una excedencia...Incluso algunos pensarán ya que menudos 7 meses y pico llevo (haciendo el holgazán).

Por ahí hay que empezar, porque una sociedad vea normal esta situación o busque medidas de conciliación para que no se tenga que "elegir"...Como por ejemplo una baja de maternidad en condiciones, guarderías en los centros de trabajo, favorecer el teletrabajo, permisos para poder llevar a los hijos al médico o cuidarlos cuando están malitos, ampliar el calendario escolar, incentivos fiscales a empresas que apliquen medidas de conciliación, hay mucho que cambiar.

Para mi lo del otro día fue postureo, lo siento pero es así. Porque eso no es conciliar, yo tengo un bebé de 5 meses y si lo llevase al trabajo no rendiría nada... Cómo va uno a concentrarse teniendo en brazos a semejante preciosidad, vamos que no lo veo. Y en el Congreso: niño de brazo en brazo y todos intentando conseguir la foto más viral: postureo. Y lo de subir la silleta por las escaleras...


Quizá esto haya servido para poner el debate sobre la mesa y para darnos cuenta de que la casta política tiene unos privilegios superiores al resto de los mortales, pero no creo que tener al bebé 5 horas allí sea la mejor manera de reivindicar nada.

En fin, ojalá por fin se pongan los políticos de este país a luchar por una conciliación real, yo sigo soñando con una baja de 6 meses ampliable a 2 años aunque sea cobrando algo simbólico, porque señores 16 semanas no son 4 meses, no, son 3 y pico y el día que te vas a trabajar dejando a tu bebé donde toque se te parte el corazón y eso tiene poco arreglo.

Así que, no al postureo y si a la conciliación, pero a la real.