miércoles, 7 de enero de 2015

Haciendo balance....Hola 2015



El tiempo vuela, y creo que desde que soy madre más. Ya estamos en el 2015. A mí siempre me gusta eso de hacer balance a final de año y pensar cosas que me gustaría conseguir durante el nuevo año. En el blog casi siempre lo centro en mi hija, ya que es un poco sobre lo que gira y además pienso que es un buen momento para ver los avances con perspectiva, ya que en el día a día esto se aprecia menos.



Este año que cerramos hace unos días ha sido un año que nos ha traído algunos problemillas de salud, pero que por suerte se han ido saldando por lo que no nos podemos quejar. Seguimos teniendo trabajo y hemos tenido nacimientos y bodas tanto en la familia como de amigos cercanos, por lo que lo damos como bueno.

En cuanto a la peque, 2014 ha sido el año de la independencia, el paso definitivo de bebé a niña…Muchos pensaréis que quizás con un poco de retraso, pero teniendo en cuenta las especiales características de mi hija me parece un logro increíble: Dejó el chupete definitivamente, dejó la cuna y pasó a dormir a su cama encantada y sin ningún problema, dejó los pañales (de día y de noche), los de la noche me lo pidió ella expresamente. Ha empezado el cole de mayores, sin una lágrima y una adaptación excelente.

Con respecto a todos sus problemas, hemos avanzado mucho en el tema sensorial: este verano hemos jugado con la arena y le encanta jugar con “plasti” y pintura de dedos, sigue sin encantarle mancharse pero lo tolera bastante. A nivel de equilibrio y tono muscular la mejoría también ha sido importante y todo esto en poco más de un año de terapia. De hecho la terapeuta de Integración Sensorial nos quiere dar el alta, dice que la ve genial, así que vamos a ir distanciando las sesiones hasta quitársela definitivamente. El día que me lo fijo (última sesión antes de las vacaciones de Navidad) me eché a llorar, y es que pienso en como estábamos hace dos años y como estamos ahora y es que no me lo creo aún.

Comida sólida: esto lo hace mucho mejor en el cole que en casa, gracias a que tiene un apoyo incondicional que le va indicando, introduciendo, cortando trocitos, etc. Otro Ángel de la Guarda para mi peque que nos hemos encontrado.  Además ha sido de gran ayuda el comer junto a niños que son muy buenos comedores, ya que ella tiene mucho interés en seguir al grupo y se esfuerza mucho. Es una campeona y ya tolera muy bien croquetas, galletas, tortilla, sopas, guisos de legumbres,  pescado y con mucha lucha pero al final también caen la pasta, arroces y carnes. Incluso se ha tomado alguna fruta como plátano, manzana o pera. Y algo que me sorprende y mucho es que se toma madalenas y bollitos en los cumpleaños de sus compañeros. Eso sí, las comidas son eternas, pero hay que seguir trabajando en ello este año. Para el tema de la masticación y respiración seguimos asistiendo a terapia Padovan una vez por semana y se le nota bastante, aunque supongo que la propia evolución también cuenta.

Lenguaje: Pues hace frases largas y cortas, preguntas, responde a la mayoría de las preguntas la mayoría de las veces y en el cole están muy contentos con su evolución, así que muy contentos. Cada día está más graciosa y ocurrente. Y además comprende órdenes complejas y cada vez más cosas relacionadas con comportamiento y emociones.

Pues eso que este 2014 lo he acabado contenta y emocionada de ver todo lo que hemos conseguido, sobre todo cuando echo la vista atrás y me veo esas inciertas y oscuras expectativas de hace un par de años. ¡¡Estamos muy orgullosos de nuestra campeona!!